“Víctimas, sociedad y excombatientes necesitan un escenario de confianza para la búsqueda de desaparecidos”

Los mecanismos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición hicieron un balance de su gestión e instaron a la comunidad internacional a seguir respaldando la implementación del Acuerdo de Paz.

Los desafíos para la implementación del Acuerdo de Paz, la situación de seguridad en los territorios y los obstáculos presupuestales fueron algunos de los temas abordados durante el primer Diálogo Permanente entre los mecanismos del Sistema Integral de Verdad, Justicia Reparación y No Repetición (SIVJRNR) y los representantes de al menos 13 países.

En este espacio, la directora de la Unidad de Búsqueda (UBPD), Luz Marina Monzón; la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Patricia Linares; y Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, hicieron un llamado para que la comunidad internacional siga respaldando la implementación del Acuerdo de Paz.

Durante su intervención, la directora de la UBPD agradeció a los representantes de los países que han aportado a la construcción de paz de Colombia y les recordó que la puesta en marcha del SIVJRNR se enfrenta a múltiples desafíos para cumplir con su mandato. A pesar de ello y de las limitaciones presupuestales, la UBPD, en articulación con los demás mecanismos del sistema, ha logrado avances durante su primer año de funcionamiento.

Destacó que la Unidad de Búsqueda, desde la última semana de mayo, emprendiera su despliegue territorial en diez ciudades del país para iniciar el relacionamiento con las víctimas, organizaciones sociales, instituciones y actores sociales, la articulación interinstitucional, el desarrollo de actividades de recolección de información, además del asesoramiento para la participación de las víctimas.

Esa presencia territorial se produjo en gran parte gracias al apoyo aportado por parte de la Cooperación Internacional, en especial por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto en Colombia, quienes han acompañado y fortalecido el mecanismo de búsqueda de personas desaparecidas en todo el territorio nacional mediante ejercicios de cooperación sostenidos en el tiempo enfocados a esta difícil tarea. También resaltó que, como producto de la articulación entre el SIVJRNR y partes interesadas, la Comisión de la Verdad y Pastoral Socialle han permitido a la UBPD establecerse en cinco sedes de estas dos instituciones, respectivamente, para emprender su trabajo en las regiones.  

A pesar de que la UBPD obtuvo recursos para iniciar su trabajo hasta septiembre de 2018, ha recibido alrededor 1.000 solicitudes de búsqueda de personas desaparecidas. “Varias de estas no se encuentran registradas en ninguna base de datos del Estado. Es decir, son personas que buscan a desaparecidos y que nunca antes lo pusieron en conocimiento de las autoridades”, añadió Luz Marina Monzón, quien aseguró que esta es una manifestación de confianza en este mecanismo, pero que evidencia el desafío de esta tarea.

“También hemos estado recibiendo la información que recolectó las FARC correspondiente a alrededor de 100 formularios que contienen información sobre personas desaparecidas, que en 40% corresponde a personas pertenecientes a la sociedad civil, lo cual nos brinda una esperanza muy grande de poder avanzar en una estrategia de búsqueda de manera planificada, organizada con la participación de los familiares”, precisó la directora de la UBPD.

Por otro lado, enfatizó sobre la situación actual que se presenta en materia de seguridad que afecta la labor de la Unidad para garantizar su entrada y adecuada gestión en los territorios ya que persisten acciones violentas como los asesinatos de líderes y la ejecución de atentados. En este sentido, este se constituye como un elemento fundamental para la implementación de acciones por parte de la Unidad y la salvaguarda de sus funcionarios y partes interesadas.

Por tanto, hizo un llamado para brindar un mensaje sobre la importancia de visibilizar el carácter humanitario y extrajudicial de la UBPD, reflejado en su independencia, neutralidad e imparcialidad centrado en la necesidad de las familias y comunidades y para que éstas, las autoridades nacionales y locales y en particular, los grupos al margen de la ley, sepan que el trabajo de la Unidad de Búsqueda no solamente es extrajudicial, sino que la presencia en los territorios, si bien es estatal, no es una presencia que pretenda involucrarse en el conflicto sino que el único propósito consiste en aliviar el sufrimiento de los familiares, darles a conocer la verdad sobre los desaparecidos como un compromiso ético y moral y repararlos mediante la entrega digna y propiciar el reencuentro cuando se hallen personas vivas.

En términos de articulación y del principio de colaboración armónica entre las entidades del SIVJRNR resaltó el trabajo que realiza la UBPD y la JEP ante la solicitud por cuenta del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) sobre la protección de aproximadamente 35 lugares en el país en donde se presume hay cuerpos de personas desaparecidas. A partir de los diálogos entre los dos mecanismos, se ha llegado al acuerdo para que la UBPD actúe como órgano asesor de la JEP para poder hacer el análisis del riesgo de esos lugares.

“Hay avances en medio de las dificultades”

Igualmente, la Unidad de Búsqueda, la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de la Verdad expusieron su preocupación en relación con el recorte presupuestal del que serán objeto las tres entidades para la vigencia 2020. Ante esto, la directora de la UBPD indicó que “sin el apoyo del Gobierno es muy difícil implementar el mecanismo de búsqueda” ya que sin estos recursos no se puede hacer el adecuado despliegue territorial, resaltando la relevancia de este asunto debido a que la búsqueda se realiza en los territorios.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, manifestó que “el proceso está andando aun en medio de las dificultades. Las fuerzas políticas que siguen atacando al sistema, el asesinato de líderes, las descalificaciones constantes; nuestra sensación es que estamos frente a un horizonte complejo frente a la paz”, y aseguró que pese a los apuros presupuestales —como el recorte del 30 % del presupuesto al sistema—, estos factores no les impedirán cumplir con su mandato de garantizar el reconocimiento de las víctimas y los caminos de no repetición.

Los tres mecanismos instaron a los representantes de la comunidad internacional a que continúen respaldando la puesta en marcha de la implementación del Acuerdo de Paz. “El problema de la paz es la paz, porque se hace entre enemigos y en la sociedad se tiene que tener un apoyo (…) Hay polarización, eso no es una novedad, pero eso podemos superarlo con el SIVJRNR”, aseguró el embajador de Alemania, Peter Ptassek, al término del encuentro.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Skip to content