“Marleny Charry deja un legado de dignidad, resistencia y amor”

¡Gracias, señora Marleny!

La señora Marleny Charry, madre de Tarcisio Medina Charry -quien fue desaparecido el 19 de febrero de 1988 en Neiva-, falleció dejando un legado de dignidad, resistencia, amor, solidaridad y compromiso con la sociedad colombiana para contribuir a que la desaparición forzada de personas no vuelva a causar dolor a más familias.

Como coordinadora de la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (Asfaddes) en el Huila, la señora Marleny lideró junto a su familia acciones de apoyo y solidaridad con las personas que, como ella, buscan a sus seres queridos.  

La lucha por la justicia, la verdad y especialmente por saber cuál había sido la suerte de Tarcisio -de quien se dejó de tener noticias cuando salía de la Universidad Surcolombiana donde estudiaba literatura- dio lugar a que la CIDH recomendara al Estado colombiano tipificar el delito de desaparición forzada.  A raíz de esta decisión, así como a la insistencia y resistencia de las víctimas de desaparición forzada y de organizaciones de derechos humanos, se logró que dos años después el Congreso aprobara la ley 589 de 2000 que tipificó la desaparición forzada.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), junto con las familias, las organizaciones de la sociedad civil, la ciudadanía y las instituciones, propenderá por seguir su legado y hacer todo lo necesario para construir conjuntamente maneras de saber cuál es la suerte y paradero de miles de familias que viven en la incertidumbre y el dolor. 

Luz Marina Monzón C

Directora General de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Skip to content