ESPECIAL | Cinco años del Acuerdo de Paz: la búsqueda es contigo

La desaparición nos ha afectado a todas y todos en Colombia. Como sociedad debemos preguntarnos: ¿cómo impacta nuestras vidas? ¿Cómo transforma la vida de nuestros familiares, amigos, compañeros y vecinos? ¿De aquellas personas cercanas que un día no volvimos a ver?

Desde el inicio de su mandato, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) abre escenarios para escuchar las experiencias de las familias y de las organizaciones que buscan a sus desaparecidos, les da un lugar prioritario a los saberes que han construido a través de los años y orienta los procesos que tienen como fin conocer qué ocurrió y dónde están las personas que fueron desaparecidas.

Este trabajo de búsqueda humanitaria y extrajudicial ha posibilitado la participación de las personas que buscan, las organizaciones, los pueblos y las comunidades. Asimismo, construye caminos para saldar deudas históricas con los pueblos negros, afros e indígenas; la población LGBTI+ y las mujeres, quienes aportan desde sus conocimientos otras formas de buscar para encontrar la verdad tras años y décadas de dolor. Por esta razón, la búsqueda en Colombia no se detiene.

A continuación y a propósito del quinto aniversario de la firma del Acuerdo Final de Paz, compartimos una muestra significativa del trabajo de búsqueda que viene adelantado la UBPD:


Las víctimas son el centro de la búsqueda

Tanto el Acuerdo Final de Paz como la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) tienen en el centro de su misión a las víctimas y sus organizaciones. Escucharlas en diversos espacios y acompañarlas en la búsqueda de sus seres queridos y allegados ha sido una constante en estos años. 

En Puerto Berrío, en el Magdalena Medio antioqueño, una familiar de una víctima de desaparición en el marco del conflicto le dijo a la UBPD: “No vamos a pelear por nadie ni contra nadie, solamente queremos encontrar a nuestros seres queridos. No solo a los míos, sino a los de los demás”.


“La búsqueda no es solamente exhumar cuerpos, no es solamente tomar muestras a los familiares, no es solamente recibir declaraciones, es todo el proceso, pero sobre todo encontrarlos y eso por primera vez se incluye en una agenda pública”

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la UBPD


La búsqueda en un deber del Estado colombiano

Buscar a quienes fueron desaparecidos en contexto del conflicto armado requiere de todos los esfuerzos institucionales para garantizar el derecho de las víctimas a la búsqueda y su dignificación. Por esta razón, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), desde el inicio de su mandato, abre caminos para que el Estado colombiano cumpla la deuda histórica que tiene con las víctimas de desaparición.

Esta compleja búsqueda ha recogido experiencias de familiares, organizaciones de la sociedad civil, pueblos étnicos e instituciones estatales. Además, ha recibido el respaldo y el acompañamiento de la comunidad internacional.

Saber quiénes son las personas desaparecidas y dónde están es una obligación del Estado por la deuda histórica que tiene con las víctimas.


La desaparición no cesa, por más de que hayan pasado muchos años y que seguirá siendo un reclamo de las víctimas: exigirle al Estado que cumpla con la obligación que tiene de buscar a las personas desaparecidas

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la UBPD



Todas y todos aportan a la búsqueda

La búsqueda debe ser un trabajo mancomunado donde participen activamente familiares de las personas dadas por desaparecidas y sus organizaciones, comunidades en los territorios, instituciones nacionales y locales del Estado y antiguos actores del conflicto armado que puedan aportar información valiosa que responda a: qué ocurrió, cuál fue la suerte de las personas desaparecidas y dónde están.


“Durante más de 50 años han sido desaparecidas personas en Colombia y las siguen desapareciendo. Por eso es urgente que el trabajo de la Unidad de Búsqueda sea respaldado, respetado y reconocido para cumplir una deuda histórica del Estado en relación con la búsqueda”

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la UBPD


La búsqueda es territorial: acuerdos por la convivencia y el buen vivir

Es necesario que la sociedad colombiana reconozca que el conflicto armado impactó a todo el país, incluyendo a las zonas urbanas y sus periferias. Allí también se vivieron problemáticas propias del conflicto que dejaron huellas y siguen marcando a estos territorios: la revictimización de la población desplazada, el reclutamiento, el uso e instrumentalización de niños, niñas, adolescentes y jóvenes por parte de actores armados (legales e ilegales), la estigmatización contra las juventudes, entre otras.

Por esa razón, la Comisión de la Verdad, la Alcaldía de Bogotá, organizaciones de la sociedad civil, la comunidad de Tunjuelito -en el sur de Bogotá- y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidos (UBPD) firmaron el ‘Acuerdo por la convivencia y el buen vivir de la cuenca del río Tunjuelo’ para visibilizar los impactos del conflicto armado y buscar rutas de solución a las problemáticas que persisten.


“Como el propósito es cesar el sufrimiento que causa la incertidumbre, a la Unidad de Búsqueda se le da un propósito extrajudicial y humanitario para poder acceder a información de manera ágil”

Luz Marina Monzón Cifuentes, directora de la UBPD

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Skip to content