Avanza la Unidad de Búsqueda

Avanza la Unidad de Búsqueda

En este 2019, los espacios de participación de la sociedad civil fueron claves para el avance de la labor de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (#UBPD): la confianza es la base para obtener resultados y afrontar los retos.

En el anterior video les contamos algunos de los logros alcanzados este año y abrimos espacios para recibir las preguntas de la ciudadanía sobre la gestión de nuestra entidad. A continuación, damos respuesta a las inquietudes que recibimos.

Competencia de la Unidad de Búsqueda

Pregunta: ¿Cuál es la función, misión y enfoque de la UBPD referente a los desaparecidos en Colombia?

La UBPD es una institución del Estado colombiano, creada constitucionalmente a partir del Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, a través del Acto legislativo 01 de 2017. La entidad, junto con la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad  y la Jurisdicción Especial para la Paz, integra el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR).

El objetivo principal de la UBPD es acompañar a las víctimas en el proceso de búsqueda de sus seres queridos, mediante la implementación de acciones humanitarias para localizar a las personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado que se encuentren con vida y, en los casos de fallecimiento, cuando sea posible, recuperar, identificar y entregar dignamente su cuerpo, contribuyendo a aliviar el sufrimiento causado por la incertidumbre y la falta de respuesta del Estado. Es por ello que la UBPD es un mecanismo inédito, pues a través de él, el Estado colombiano decide ofrecer a las víctimas una forma de buscar a las personas desaparecidas mediante acciones humanitarias y extrajudiciales.

La UBPD se encarga de dirigir, coordinar y contribuir a la búsqueda de las desapariciones sucedidas en el contexto y en razón del conflicto armado antes del 1° de diciembre de 2016 (fecha de entrada en vigencia de los Acuerdos de Paz), y que corresponden a cualquiera de las siguientes circunstancias:

  • Desaparición forzada.
  • Secuestro.
  • Reclutamiento ilícito.
  • Desapariciones ocurridas durante las hostilidades: de combatientes regulares (miembros de la Fuerza Pública) o irregulares (miembros de grupos armados al margen de la ley).

Pueden conocer más de las funciones, misión y visión de la UBPD en el artículo “Acerca de la búsqueda”.

Acciones humanitarias en San José del Guaviare

Pregunta: ¿Para cuándo San José del Guaviare? No hemos podido entrar a buscar nuestros desaparecidos. El río Guaviare es testigo del cementerio frente a una base de entrenamiento internacional.

En 2019 la UBPD inició su despliegue territorial en 17 lugares (10 durante el primer semestre y 7 en el segundo semestre del año), considerando al menos cuatro elementos:

  1. La información a la que tuvimos acceso a través del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, que da cifras y pistas sobre dónde pueden estar las mayores concentraciones de personas desaparecidas, así como las necesidades de la búsqueda en el territorio.
  2. Por otro lado, a través de la cooperación internacional, distintas organizaciones de DD.HH. y de víctimas nos informaron sobre actividades de documentación de casos que ellas han desarrollado, lo que nos permitió conocer procesos organizativos e iniciativas frente a la búsqueda. Dado que se ha insistido en que la búsqueda es una tarea que no se desarrolla de manera unilateral por parte de ninguna institución, sino que se debe trabajar de la mano de las víctimas, esta información de los procesos organizativos en torno a la búsqueda fue un importante criterio orientador para la territorialización.
  3. Teniendo en cuenta la inquietud de las víctimas sobre si la UBPD iba a estar en los mismos lugares que las otras dos entidades del SIVJRNR, se hizo un cruce con la ubicación de la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz, para poder concurrir y facilitar la articulación.
  4. Finalmente, se pensó en establecer las sedes en lugares donde la gente pueda conversar con la entidad, sin que se le genere o incremente el nivel de riesgo, por lo que se determinó trabajar en cabeceras y capitales de departamento.

Es necesario tener en cuenta que la labor de la entidad en territorio no se realiza a través de no de Direcciones o Áreas descentralizadas, sino equipos de trabajo que se pueden movilizar a cualquier parte del país. Además, existe un equipo nacional para llegar a esos lugares donde actualmente no se prevé una presencia permanente de la UBPD. Además, las alianzas con organizaciones y procesos organizativos que han liderado la búsqueda de personas desaparecidas, también son una estrategia para cubrir la tarea en territorio, ya que la labor que se hace no depende exclusivamente de la entidad sino de la conjugación de acciones con otros actores.

Particularmente en San José del Guaviare, el 01 de junio de 2019 inició el funcionamiento de la sede territorial, que actúa o cubre los siguientes municipios:

A fin de desplegar acciones de búsqueda que contribuyan a la satisfacción de los derechos a la verdad y a la reparación, y que garanticen la participación de las víctimas en el proceso, la sede territorial de San José del Guaviare, a corte del 30 de noviembre de 2019, ha realizado las siguientes gestiones:

  • 91 diálogos iniciales con 108 personas que buscan personas dadas por desaparecidas. En este diálogo se indaga sobre las expectativas y necesidades de las víctimas en relación con la búsqueda, se brinda información clara y precisa sobre el mandato y funciones de la UBPD, así como sobre las fases del proceso de búsqueda y las acciones que se realizan en cada una de ellas.
  • 116 encuentros individuales de asesoría, orientación, apoyo y fortalecimiento a familiares.  Dentro de este espacio se realiza un fortalecimiento que consiste en un acompañamiento encaminado al alivio del sufrimiento de las familias, partiendo desde la fase del proceso de búsqueda en la cual se encuentra su solicitud.
  • 12 jornadas de pedagogía con entidades públicas, organizaciones sociales, organismos internacionales y personas víctimas. En ellas se presenta la UBPD, se da a conocer su mandato y se explica el carácter extrajudicial y humanitario de la entidad. Estos espacios permiten dar inicio a un proceso de acercamiento con cada uno de estos actores claves en el territorio, para construir relaciones de confianza.
  • Dos encuentros colectivos con organizaciones sociales de personas que buscan a personas dadas por desaparecidas del sur del Meta y el Guaviare. Se han realizado con organizaciones sociales que llevan un trabajo en la búsqueda de personas dadas por desaparecidas en los siete municipios en los que tiene cobertura esta sede territorial, generando así una red de trabajo con las organizaciones para el acompañamiento individual, familiar y colectivo a quienes buscan a sus seres queridos en el territorio.

En cuanto a espacios de participación directa de las víctimas organizadas, entre septiembre y octubre de 2019, cuatro organizaciones de víctimas participaron de los encuentros para la construcción del Plan Nacional de Búsqueda. Además, dos organizaciones de víctimas de desaparición forzada en el Guaviare participaron en la elección de representantes al Consejo Asesor de la UBPD, en el encuentro macrorregional del oriente. 

La recuperación de cuerpos, un momento de la búsqueda

Pregunta: En 2 años de creada la Unidad, ¿cuántos cuerpos de personas desaparecidas en el conflicto han encontrado?

Las acciones humanitarias de la Unidad de Búsqueda se han enfocado en garantizar que los distintos momentos del proceso de búsqueda sean respetuosos con las expectativas de las víctimas. En ese sentido, para hacer la recuperación de un cuerpo se requiere recopilar y verificar la información de manera rigurosa, para poder generar hipótesis sobre la posible localización de la persona que está siendo buscada. Actualmente contamos con 12 Planes Regionales de Búsqueda en Chocó, Meta, Cundinamarca, Cesar, Caquetá, Cauca, Nariño y Antioquia. En estos territorios se está avanzando en las acciones de localización de personas incluídas en esos planes.

En estos casos se ha logrado consolidar información que permite avanzar en la verificación de quién está siendo buscado, así como identificar y caracterizar los lugares en donde se encontrarían las personas desaparecidas. Una vez surtidos estos pasos, la UBPD realizará las acciones humanitarias que pueden derivar en la recuperación de los cuerpos, momento del proceso en el cual no culmina la búsqueda, ya que para encontrar a las personas desaparecidas se requiere realizar la identificación y la entrega digna a sus seres queridos.

Se trata, por lo tanto, de un proceso complejo, en el que la recuperación de los cuerpos es un momento de la búsqueda y no implica el hallazgo de una persona desaparecida. La búsqueda depende de la información que se tenga y las posibilidades de contrastar, analizar, organizar y planificar. Avanzaremos tan rápido como sea posible, pues comprendemos la angustia de los familiares y su esperanza de que haya una respuesta, pero satisfacer esa necesidad solo será posible dando tiempo suficiente para verificar la información y llegar a una respuesta sobre lo que les ocurrió a las personas. La UBPD tiene que ser muy cuidadosa en el análisis y contrastación de la información, para asegurarnos de no generar falsas expectativas e incrementar el daño. 

De esta forma, actualmente la UBPD ha clasificado, depurado y eliminado datos duplicados, conformando un registro de solicitudes de búsqueda de 4.817 personas dadas por desaparecidas.

Además, ya que nuestro mandato establece que no solo debemos dirigir y coordinar, sino también contribuir a la implementación de acciones humanitarias para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas, uno de los proyectos que hemos iniciado este primer año es el impulso a la identificación, en el que trabajamos de manera articulada con el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y la Fiscalía General de la Nación, en un plan para impulsar la identificación de 25.000 cuerpos que han sido sometidos a estudios forenses en el pasado, pero no han logrado ser identificados: se trata de cadáveres en esa condición desde 1960 hasta el 1 de diciembre de 2016, lo que puede ser alrededor del 25% de las personas desaparecidas en Colombia.

En el rol de contribución también acompañamos la entrega digna colectiva en el acto solemne en Bojayá en el mes de noviembre, contribuimos en la entrega digna de Gloria Anzola Mora, Helí Ballesteros y Wilmar Ricardo Barón; finalmente, dirigimos y coordinamos la entrega de Diego Mauricio Chica Tamayo, en Caquetá.

La Unidad de Búsqueda y el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres, Sirdec

Pregunta: ¿En qué se diferencia la matriz de diagnóstico de la UBPD del Sirdec?

El Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres, Sirdec, a cargo del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, hace parte del Registro Nacional de Desaparecidos y es muy útil para la identificación e información específica de los cadáveres que son sometidos a necropsia médico-legal en el país.

Ahora bien, teniendo en cuenta que la UBPD debe “fortalecer y agilizar los procesos para la identificación de cuerpos esqueletizados, en coordinación con el INMLCF” y con base en el carácter humanitario de la entidad, es fundamental registrar también todos los elementos que permitan saber en qué etapa se encuentra el proceso de búsqueda, pues resulta clave saber en qué punto se encuentra la búsqueda cuando la asumimos como entidad, es decir, si ya hay una hipótesis que permita inferir la localización de la persona, si se ha hecho una recuperación del cuerpo o si existe una identificación. La UBPD también incluye en las bases de datos los avances del proceso de participación de las familias, para explicar cuáles han sido las orientaciones y las acciones de fortalecimiento que se han realizado desde la entidad.

Así, considerando que en las últimas décadas las entidades del Estado han recuperado y sometido a necropsia médico-legal muchos cuerpos, de los cuales aproximadamente 25.000 se encuentran aún sin identificar, y que la correspondiente información referente a este proceso de identificación no se encuentra consolidada ni actualizada, la UBPD estableció las variables que contribuyen en este proceso de identificación y diseñó un instrumento llamado matriz de diagnóstico, que contiene dichas variables organizadas en los siguientes grupos:

(i) información referente al lugar de recuperación del cuerpo;
(ii) necropsia médico-legal;
(iii) análisis antropológico;
(iv) análisis odontológico;
(v) análisis genético;
(vi) cruces de datos ante mortem y post mortem; y
(vii) disposición final de los cuerpos, entre otras.

Esta matriz es fundamental para el proyecto “Impulso al proceso de identificación de los cadáveres en condición de no identificados en el país”, que busca consolidar la información de los expedientes de necropsia, bases de datos y otras fuentes de información para realizar un diagnóstico integral del proceso de identificación de los cuerpos sin identificar que se encuentran en instituciones como INMLCF y el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía General de la Nación, para poder así formular planes de acción generales y específicos.

¡Muchas gracias por escribirnos!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Skip to content