Ana Josefa, buscadora incansable

La señora Ana Josefa Gómez de Joya ha partido. Desde el 13 de septiembre de 1982, fecha en que fue desaparecido su hijo Edilbrando Joya, junto con once personas más, emprendió una búsqueda constante por saber qué había pasado y dónde estaban.

Ese año, con su participación, se creó la primera organización de familiares de Detenidos-desaparecidos en Colombia, ASFADDES. La reclamación constante por una respuesta le llevaron a abrir un camino largo, difícil y con altos costos personales, familiares y organizativos, que pese a ello lograron conseguir que hoy se reconozca la desaparición forzada como un hecho que afecta los derechos de muchas personas y de la sociedad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Skip to content